Festival emac 2017: pistoletazo de salida a la temporada de festivales.

Así fue el primer festival del año en la provincia de Castellón.

Durante el primer fin de semana de febrero, hemos vivido el que ha sido el primer gran festival del año para la redacción de FestFurz: el emac. El festival de Burriana celebraba su segunda edición con un cartel ecléctico, donde se apostaba mucho por la música electrónica y experimental. Además, también conservaba esa imagen de festival que aprecia y promociona todo tipo de actividades artísticas, al no centrarse solo en el ámbito musical.


Y es que, el espectacular edificio de la Mercé (Centro Cultural del municipio), no solo estaba marcado por los escenarios (uno en la plaza exterior, otro en el jardín y otro en el anfiteatro) sino también por la feria de artistas y las exposiciones presentes en su interior. Por un lado, en la feria principalmente encontramos jóvenes ilustradores a nivel local, con una gran presencia femenina (la cual ha destacado en todos los sentidos en el festival). Por otro lado, en cuanto a las exposiciones predominó la fotografía y las placas metálicas del colectivo Fail!.


Entrando en el terreno musical, entre los más de 20 nombres que formaban el cartel destacaba la artista Christina Rosenvigne, cabeza de cartel indiscutible del festival. No obstante, nombres como Bearoid, Museless o DJ Coco aportaban gran atractivo al emac, en una edición donde ha crecido considerablemente.

 
 

No obstante, el emac.2017 no tuvo un comienzo fácil, ya que el mismo fin de semana era festivo en Burriana. Esto se hizo presente el viernes sobre todo, ya que se trataba del día más experimental.


La primera jornada del emac empezó con las Vermouth Sessions. ¿Y quién mejor para dar el pistoletazo de salida al festival que Black Chancho, el DJ de Burriana y residente en Naraniga? A continuación, llegó la sesión de otro conocido de la fiesta de presentación del festival en Valencia, LEAP INTO THE VOID, que volvió a mostrarnos todo su potencial en el campo de la electrónica experimental y producción musical. Tras él, el escenario Plaça volvió a llenarse con tintes de Naraniga con Borrasca DJ, que trajo el toque más indie y alternativo a las Vermouth Sessions. Para cuando terminó, el mediodía había dado paso a la tarde y tocaba ir cerrando el escenario Plaça. El encargado de hacerlo fue CharLee, que puso el broche final con sus mezclas de indie actual con electrónica y hits bailables de las últimas décadas


Paralelamente a la programación en el escenario Plaça, el escenario Emac se convirtió en el R00hm Stage, un espacio para los amantes de la electrónica más experimental. A través de las actuaciones de CYTL, DELTOROANDREA, NATURAL ENERGY, SUESISFINE y DJ SOSA pudimos disfrutar de gran variedad de sonidos y ritmos. Desde alguna mezcla de temas conocidos con electrónica hasta otros sonidos más transgresores de producción propia. Todo ello con los típicos toques de carácter industrial, sonidos potentes, contrastes sonoros y mezclas muy interesantes.  


A continuación, era el momento de disfrutar de WWAT, el primer concierto en el escenario Amfiteatre. El valenciano We Will Annihilate Them llenó el emac son su sonido de vanguardia y toques psicodélicos. Finalmente la jornada finalizó con la actuación de Balago, que con una cuidada puesta en escena en la que se apagaron todas las luces del CMC, crearon un ambiente idóneo para su actuación. Durante el concierto consiguieron llenar la oscuridad con su dark ambient, estilo predominante en sus trabajos en el que son característicos los sonidos melancólicos y etéreos junto con toques de krautrock. Fue una forma muy original de dar el cierre al primer día del festival.

El segundo día de festival empezó con la sesión de Equisdé a las 12h en el escenario Plaça con las ya míticas Vermouth Sessions. Por el tipo de música parecía que estaban cerrando el festival más que abriéndolo, lo que nos dió un chute de energía para ir calentando motores.


Tras Equisdé, fue el turno de DJ Coco que con sus temas logró que hubiera un ambientazo en la Plaça, con hits dance bailables y canciones que incluían lo mejor del panorama alternativo actual y de siempre. Hubo algunas apuestas más arriesgadas y otras en las que tiró de temazos atemporales, pinchando a grupos como Tame Impala o The xx.


Howpopisnow Djs puso el punto final a las Vermouth Sessions del sábado, con temas conocidos del panorama actual, que pusieron a todo el mundo en pie e hicieron que la sesión acabara en rave. La música siguió sonando mientras los técnicos desmontaban el equipo. Cuando el deejay se bajó del escenario fue recibido con vítores por el público que aguantó en el escenario Plaça hasta el final. Hubo aplausos, fotos, alguna cerveza derramada y muy buen rollo. Un final de fiesta por todo alto, digno de una sesión de clausura de festival (pero a las 4 de la tarde).


Paralelamente, daban inicio los conciertos del escenario Emac, en el que pudimos disfrutar de una serie de conciertos que fueron desde el pop rock con tintes más acústicos hasta la electrónica con toques experimentales, pasando por el synthpop y la música en valenciano.


Empezamos con Red Tree, banda de la provincia, que nos trajeron el directo, por así decirlo, más acústico (sin sintetizadores) de la jornada, con guitarras, batería y su letras en inglés al más puro estilo folk americano, que nos recordaron en cierta medida a Proclaimers con un toque de M-Clan. La banda, que venía sin teclista (¡Enhorabuena, Luis!), nos presentó canciones como Follow me de su próximo trabajo, junto a temas ya conocidos como Monsters, de su primer EP.


Geografies llevaron al emac el punto más “de la terreta”, con su pop-rock en valenciano, con melodías pegadizas y ritmos muy bailables. Consiguieron dar un conciertazo, donde el buen rollo invadió al público, que se iba acercando poco a poco al escenario. Esto lo motivó en gran medida el saber estar on-stage de la banda y la simpatía del grupo. El punto de humor lo pusieron cuando al afirmar “esta canción no es del EP que hemos venido a presentar” antes de un tema, la respuesta fue: “¿Cómo que no? Ya que estamos, presentamos los dos”. Nos gustaría destacar su última canción, Barcelona està tancada, que consiguió que todo el público cantase el estribillo. En la redacción esperamos que graben semejante temazo.

Con el público ya bastante animado, era el turno de Marion Harper. En su combinación de voz y teclados, con ritmos electrónicos y una voz dulce y afinada, nos recordaron muchísimo a los escoceses CHVRCHES. A medida que avanzaba el concierto, animaban al público a acercarse al escenario, junto con la ayuda de Bearoid, que desde el público seguía animando. El impresionante directo acabó con temas súper bailables electrónicos y traca incluida e inesperada. Con la última canción, Madness, el público siguió acercándose al escenario, se llenó por fin la primera fila, con lo que se desató una locura de final.


Con el ambiente ya calentito, era el turno de Bearoid de salir al escenario, que una vez más propuso su típico concurso de baile. Presentándose en formato Live, pudimos disfrutar de la versión más electrónica de temas como Bad Karma, Land & Sea o su último single: Enemy. Bearoid volvió a mostrarnos que es un animal sobre el escenario, llamado a ser un referente en la escena nacional. El momento final, apoteósico, ocurrió mientras sonaba Out Of My Mind, dónde el público lo dio absolutamente todo (con invasión de escenario incluída).


A continuación Museless, con un gran despliegue de medios, llenó el escenario Emac con su electrónica experimental, con toques de synth pop, similar a algo que podríamos comparar como una versión un poco más relajada de Crystal Castles. Cabe destacar la perfecta unión de la música con los efectos visuales que iban siendo proyectados por pantalla, que nos acercaban a atmósferas distópicas, y la influencia de estilos artísticos como los haikus japoneses. Además, la actuación tuvo lugar en el momento en que el ocaso daba paso a la noche, lo que hizo que el ambiente fuera inmejorable.


Y para poner el broche final a la jornada, llegaba la sesión de Vini & Kim DJs, una de las más esperadas en la redacción FestFurz. Consiguieron movilizar a todo el personal, para que disfrutaran de las últimas horas del sábado de festival. Sonaron temas de lo más variado, desde The xx, a Joe Crepúsculo, pasando por el trap. Un fin de fiesta excepcional, en el que parecía que fueran las tres de la mañana, cuando realmente eran las nueve de la noche.

Y con el domingo llegó el día más esperado para muchos. El día no comenzó bien por culpa del viento que había en Burriana, que obligó a trasladar la actuación de Toyselektor (la más madrugadora) dentro de la Mercé. El dúo se alojó en una esquina del anfiteatro mostrando su arriesgada apuesta musical a base de juguetes. Fuera, en la plaza, algunos valientes disfrutaban de las sesiones de Sickboy DJ entre otros, durante la hora del vermut.


Los conciertos de la tarde en el anfiteatro comenzaron con CARLA. La artista barcelonesa (ciudad que ha marcado esta edición del festival) presentó su profundo synthpop en un escenario perfecto como es la Mercé. A más de uno sorprendió también la colaboración con Soledad Vélez en la canción Turned into, perfecto tándem en un tema bailable.


Más tarde llegaron las actuaciones de Half Waif y Col·lectiu Camí Fondo. Lo cierto es que, debido al viento, se tuvo que trasladar el último al interior de la Mercé, por lo que hubo solapamiento de sonidos. Esto hizo que fuese difícil seguir tanto a la “poesía electrónica” de los segundos como al lisérgico pop electrónico de los primeros. Una lástima, ya que el trío neoyorkino era una de las grandes apuestas del festival.


El emac lo cerraría la sobresaliente Christina Rosenvigne como gran colofón final. La cantautora madrileña es toda una institución en el circuito musical nacional, siendo ampliamente admirada y reconocida. Por lo tanto, quien se presentó en el anfiteatro era una artista de gran madurez, elegancia y profesionalidad.


Acompañada por Emilio Saiz a la guitarra, Christina Rosenvigne consiguió llenar el anfiteatro, que se quedó totalmente prendado y que acabó rindiéndose y poniéndose en pie para aplaudir con honores. Y es que no fue menos, su forma de conjuntar la guitarra con su voz en temas como La Tejedora o La absoluta nada hicieron de su concierto uno de los momentos más especiales del emac.2017.


El emac.2017 cerró con grandes sensaciones, dejando claro que el trabajo bien hecho tiene recompensa. Los organizadores Jessica Montero y Vicent Tormo, junto al concejal de Cultura de Burriana, Vicent Granel, ya han mostrado su deseo de poder realizar una tercera edición del festival en el 2018. Y es que, a pesar del primer día, el festival remontó y los asistentes se quedaron satisfechos de un gran despliegue artístico en un espacio fantástico, como es la Mercé de Burriana.